Agua micelar: qué es, para qué sirve y cómo utilizarla correctamente

agua micelarSi te gusta cuidarte y buscas siempre los mejores productos para tu rostro, seguro que estás acostumbrada a utilizar un agua micelar en tu rutina, ya que es la mejor manera de librar tu tez de todas las impurezas.

Pero, más allá de apostar por la calidad, es importante que aprendas cómo usarla para que sea realmente eficaz.

Y es que, aunque este producto se haya convertido en un must de la cosmética -sobre todo gracias a su habilidad para limpiar a fondo la piel sin ser agresivo con ella, pero también a que es apto para todo tipo de pieles- y su aplicación no esconda demasiado misterio, sí que existen una serie de pautas que hay que tener en mente para no cometer errores.

Además, aunque hayas oído este nombre mil veces e incluso aunque hagas uso de ella con cierta frecuencia, es posible que no tengas muy claro qué es este líquido o cómo actúa un tu dermis.

De entrada te adelanto que la clave reside en las micelas, que acaban con el exceso de sebo.

Si quieres saber más, solo lo descubrirás si sigues leyendo, pues en el resto del artículo te voy a explicar de manera sencilla qué es el agua micelar, sus eficaces efectos en el rostro y los mejores trucos para que le saques todo el partido.

Empecemos por lo básico: ¿Qué es el agua micelar y para qué sirve?

Si coges un frasquito con agua micelar y lo miras bien, es muy difícil que sepas diferenciarlo del agua normal que sale de tu grifo.

Porque sí, su apariencia es realmente similar, casi idéntica.

Esto está relacionado con su suave formulación y a su vez hace que la textura sea tan ligera y de fácil absorción.

De esta forma, se convierte en un producto perfecto para todos los tipos de pieles, siendo buena incluso para aquellas más sensibles que sufren problemas de dermatitis, hipersensibilidad o alergias.

Aunque, de todas formas, lo mejor es que leas bien las indicaciones del producto que compres. Pero vayamos por partes.

Este producto cuenta con una potente formulación a base de micelas, que son unas moléculas que actúan atrayendo la suciedad acumulada en el rostro para después poder aislarla y, por el último, eliminarlas al transportarlas fuera o disolverlas a través del agua.

micelas

Al tratarse de ingredientes de origen, su manera de actuar es suave y no irrita, daña o reseca la piel. Sin embargo, eso no quiere decir que sus efectos sean ligeros.

Al contrario, pues se trata de un cosmético muy potente capaz de eliminar el sebo excesivo, liberar la obstrucción de los poros, reducir la presencia de granos y, en definitiva, conseguir mantener una correcta hidratación.

Como resultado, con un uso constante seguro que aprecias cómo tu cutis está cada vez más limpio, suave y luminoso. ¡Con resultados garantizados!

Aprende a aplicarla de manera realmente eficaz

Vamos al quid de la cuestión, la clave de la que voy a hablarte en este artículo: la forma de utilizarla para que aproveches todas sus fantásticas cualidades. ¡Comenzamos!

Lo primero que debes saber es que puedes utilizarla una vez al día, por la noche, una vez ya te vayas a quedar en casa tras haber terminado el día.

De esta manera dejarás el rostro perfectamente limpio de las impurezas acumuladas durante la jornada, permitiendo que la piel respire cuando tú te vayas a dormir.

De todas formas, tampoco pasa nada si la empleas más veces. Si necesitas desmaquillarte o sientes que el rostro se te ha quedado sucio al levantarte, no dudes en aplicarla, ya que al no ser nada irritante, tampoco va a perjudicar a tu piel.

Aclarado esto, veamos su modo de aplicación: abre el bote y extrae una pequeña cantidad para que empape ligeramente un trozo de algodón.

Después aplica el contenido en tu tez, dando suaves masajes circulares por toda la cara, desde la frente hasta la barbilla, pasando por la zona de los labios y los ojos, para acabar con todo rastro de maquillaje. A continuación, haz lo mismo en el cuello.

Lo único con lo que debes tener cuidado es con el algodón, para que no se deshaga ni lo arrastres por la piel.

Tampoco es bueno ejercer demasiada presión, para evitar dañar la dermis.

Una vez completado este paso, dale unos segundos a tu piel para que acabe de absorber el agua micelar.

Con todo esto listo, ya puedes proceder con el resto de tu rutina facial, y aplicarte tus antiarrugas o cremas hidratantes habituales antes de irte a dormir. ¡No olvides que el descanso es fundamental también para mantener un buen aspecto!

En resumen, la manera de emplearla es súper sencilla y cómoda. Aunque algo que sí debes tener muy presente es que para que notes todos sus efectos, tienes que ser constante.

Aunque teniendo en cuenta lo fácil que resulta usarla, seguro que no tendrás problema.

Y es que este es precisamente otro de los motivos que la han encumbrado como un producto clave a la hora de mantener la piel en un estado óptimo.

Para quién es apto este producto: ¿Deberías usarlo?

Sucede con muchos cosméticos: has leído maravillas sobre él, todas tus amigas lo recomiendan… pero, luego, a la hora de utilizarlo, en tu caso es un absoluto desastre.

No notas ningún resultado, es caro y encima ahora no sabes qué hacer con él. Por suerte, con el agua micelar no te va a pasar eso.

Independientemente del tipo de piel que tengas, sus principios activos la hacen ideal para cualquier persona, ya que es un producto a base de agua y que por norma general no incluye parabenos, ni tampoco trazas de alcohol.

Por tanto, cuenta con una alta tolerancia dérmica, que hará muy difícil que te ocasione efectos adversos.

Además, si tu piel es seca, te ayudará a rehidratar y no fomentará que se reseque más.

Si, por el contrario, tienes tendencias grasas, tampoco hay problema, pues como no cuenta con bases oleicas no acentuará tu acné. Es más, como ya he explicado, es útil a la hora de combatirlo.

De todas formas, antes de decantarte por una en concreto, lo mejor es que te leas bien sus ingredientes y las especificaciones del producto en sí, especialmente si tienes problemas de alergia.

Solo así podrás estar al 100% segura de que has tomado una decisión correcta.

Aunque, para ayudarte a salir de dudas, te voy a hablar a continuación de mi agua micelar favorita.

El producto que te recomiendo: El agua micelar de Nezeni Cosmetics

agua micelar nezeni

Hace tiempo que decidí confiar en esta marca española porque los ingredientes que utilizan son siempre naturales y de calidad.

Para quienes tenemos pieles secas y sensibles como yo, esto es especialmente importante, como también lo es que el agua micelar me hidrate y limpie bien. Con este producto, he conseguido ambas cosas.

Pero, más allá de no contener irritantes o parabenos, me gusta que cuente con glicerina para ayudarme a prevenir el envejecimiento de la piel y tratar las arrugas que ya me han empezado a salir (¡que una va teniendo ya una edad!) y con ácido salicílico, que contiene unas interesantes propiedades exfoliantes.

Entre sus ingredientes también encontramos gel ecológico de aloe vera (súper beneficioso para la dermis) y extractos de avena, manzana y jengibre.

Como además tiene una bajísima cantidad de conservantes, este producto evita el efecto combinado, que es el efecto acumulativo de ingredientes dañinos que están en muy baja proporción, pero que al estar presentes en varios cosméticos, se van acumulando por su uso diario.

Relacionado con su conservación, su packaging también la fomenta, pues el útil dispensador evita que contaminemos o derrochemos el producto, pues extrae exactamente la pequeña cantidad necesaria para cubrir el rostro.

Su textura es ligera, suave y se absorbe muy rápido.

Lo que más me ha conquistado es que sus efectos son potentes y se empiezan a notar desde los primeros usos. Con cada aplicación notaba cómo mi piel estaba cada vez más limpia y, a medida que pasaba el tiempo, he comenzado a verla más rejuvenecida.

Por último -que seguro que te lo estás preguntando- su precio es muy competente. Sus 150ml cunden un montón y por menos de 20€ tendrás un producto eficaz que te dejará la piel tonificada, limpia, hidratada y sin rastro de grasa.

Aquí te cuento mi experiencia entera con este producto.

Para concluir

A estas alturas del artículo, ya solo me queda agradecerte que hayas leído hasta este punto y confiar en que te haya podido aclarar todas las dudas que tenías respecto a las aguas micelares.

Si lo he hecho bien, habrás entendido que es un producto con múltiples ventajas, un gran aliado a la hora de limpiar e hidratar tu dermis, independientemente del tipo que sea.

Por eso, si quieres ayudar a mantenerla bien cuidada, no dudes en incorporarla a tu rutina diaria.

En caso de duda, que sepas que siempre puedes confiar en el agua micelar de Nezeni Cosmetics, tan útil como fácil de usar.

Un producto que desde ya es uno de los imprescindibles que no pueden faltar en mi neceser, pues sus efectos son impresionantes. Y mira que he probado cosméticos, e incluso he hecho mi propia versión casera.

Por tanto, espero que hayas aprendido cómo usar un agua micelar y que te animes a acabar con las impurezas de esta forma tan sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Arriba