Para qué sirve el sérum de ácido hialurónico

En el área de la salud y del cuidado de la piel, hay algunas tendencias que a lo largo de los años van surgiendo y cambiando, motivando a las diversas marcas de productos de cuidado personal a pensar nuevas formulaciones que incluyan el ingrediente específico del momento y con el cual se asegura se puede incluso llegar a conseguir mejores resultados que con los utilizados de forma más convencional.

Para qué sirve el sérum de ácido hialurónico

Esto suele ocurrir varias veces a los largo de la misma década, siendo ya prácticamente una costumbre propia que caracteriza la rama del cuidado de la salud, y que sirve como impulso para que día tras día se sume nuevos usuarios buscando recibir las bondades del producto de turno y lograr con él reducir o retrasar la llegada de los conocidos signos del envejecimiento. En su mayoría estas tendencias en cuanto a ingredientes van y vienen, modificándose según los intereses propios tanto de fabricantes como de clientes.

Pero hay algunos ingredientes que debido a los excelentes resultados que brindan y a la alta calidad que poseen logran superar esta barrera de modas pasajeras, dando un paso más allá y entrando al selecto grupo de las sustancias consideradas productos esenciales. Caso ocurre con el ácido hialurónico, un producto que si bien muchos aún desconocen, realmente se ha podido ganar un espacio durante décadas en el podio de productos efectivos y más utilizados por los expertos.

Antes de continuar, te invitamos a aprender Como hacer serum con acido hialuronico en casa

Qué es en realidad el ácido hialurónico

Qué es en realidad el ácido hialurónico

Como te lo mencionamos más arriba, son muchas las personas que aún desconocen de qué se trata el ácido hialurónico, a pesar de ser una sustancia que tanto para las marcas de productos estéticos como para nuestro organismo no resulta para nada extraña, ya que la misma se trata de una molécula que se encuentra de manera natural en nuestro cuerpo, cumpliendo funciones especiales y con la cual convivimos a lo largo de toda nuestra vida.

Esta sustancia se podría definir como un azúcar, la cual es conocida con el nombre de glicosaminoglicano y es producida por nuestro cuerpo de forma totalmente natural. Su función y ubicación son bastante específicas, ya que la misma ayuda a preservar el tejido conectivo de cada una de las células del cuerpo, siendo el lugar de más acción la piel, en la cual hay un estimado del 50% del total de ácido hialurónico que poseemos.

Esta sustancia no es ilimitada para nuestro cuerpo, ya que mientras más pasan los años el mismo va poco a poco disminuyendo su producción, siendo esta una de las causas principales de la aparición de ciertos signos del envejecimiento, como la flacidez y las arrugas. Lo normal es que a partir de los 25 años, el cuerpo comience a descender en sus niveles de producción, algo que durante esos años no será notorio sino que causará efectos a futuro.

Es cerca de los 40 o incluso tras haber superado esta edad que el cuerpo comienza a notar las obvias consecuencias del proceso que ha comenzado años atrás, dando pie a la aparición de los primeras marcas de edad, y haciendo mucho más necesario brindar un poco de ayuda extra a nuestra piel.

Cuál es su función en el organismo

Cuál es su función en el organismo

Actualmente, el ácido hialurónico se encuentra como una de las sustancias que más recibe investigación, esto se debe a que a pesar de ser tan natural para el cuerpo aún son desconocidas algunas de las funciones que puede cumplir, y en qué sentido podemos obtener beneficios extra con su uso. Ha sido aplicada en una gran cantidad de investigaciones en diversas áreas, como la cirugía ocular o la ortopedia, así como en el área estética donde ha tenido gran aceptación.

Hasta ahora, lo que se tiene más certeza es que esta sustancia es responsable de algunas de las funciones más primordiales en el cuerpo. Ella tiene la labor de rellenar los pequeños espacios que existen entre cada célula de la piel, asegurándose de que todas ellas se conserven en su posición y logren preservar este órgano con la firmeza necesaria.

Además, nos ayuda en la labor de mantener los músculos y articulaciones bien lubricados, lo que permite la correcta movilidad de los mismos y asegura una correcta amortiguación que nos ayuda a movernos con tranquilidad y evitar lesiones en estos espacios.

Su otra función principal se haya en el tejido conectivo, donde sirve como apoyo y unión de los tendones y ligamentos, siendo su escases la principal razón de que mientras nos hacemos mayores aumenta nuestras probabilidades de padecer dolencias articulares y problemas en los ligamentos que terminan por afectar la movilidad general.

Como si esto ya fuera poco, en menor medida en ácido hialurónico está presente en nuestros folículos pilosos y cuero cabelludo, siendo un espacio donde posee gran importancia debidos a que cuenta con una influencia directa en la salud capilar, pudiendo afectar la resistencia y comenzar a causar su pérdida cuando los niveles de ácido hialurónico comienzan a descender notoriamente, algo que afecta tanto a hombres como a mujeres.

Quieres saber si es posible conseguir los mismos resultados con otro producto, puede que te estés preguntado ¿El serum puede sustituir a la crema hidratante?

Por qué elegir el sérum de ácido hialurónico en vez de la crema

Por qué elegir el sérum de ácido hialurónico en vez de la crema

El ácido hialurónico es una sustancia realmente particular, la cual como ya habrás notado cumple funciones muy especiales en el organismo, pero también en la piel haciendo que uso tópico resulte llamativo para quienes buscan maneras de preservar este órgano en las mejores condiciones posibles.

Esto ha servido como motivación para que desde hace algún tiempo muchas marcas especializadas en productos para el cuidado de la piel volteen su mirada a esta sustancia y comiencen a desarrollar líneas de productos que contienen altas concentraciones de ácido hialurónico entre sus ingredientes activos, pudiendo en la actualidad encontrar todo un abanico de opciones de cómo suplir las necesidades que posee nuestra piel en cuanto a esta sustancia.

Todas estas alternativas de uso tópico pretenden servir como vía para recibir una buena cantidad de ácido hialurónico de forma directa en los espacios donde se considera más necesario. Haciendo de esta la alternativa favorita de los consumidores al ser la opción más efectiva de hacer llegar la sustancia específicamente al punto donde se espera mejores resultado, algo que no ocurre con las opciones digeribles.

Tanto la crema como el sérum de ácido hialurónico son buena fuente de esta sustancia, pero al ser productos distintos en realidad cumplen con unas funciones y modo de actuar un tanto diferentes, haciendo que tomar una elección sobre con cuál de ellas aplicar ácido hialurónico se vuelva una labor un poco confusa. Por esta razón decidimos señalarte las principales diferencias para que logres determinar con tus propios ojos cual alternativa es más práctica para ti y cual deberás dejar como segunda opción.

Tiempo de acción

Entre las diferencias entre el sérum y la crema la principal es sin duda alguna el tiempo que demora el producto en brindar a la piel de resultados visibles, un punto que da al sérum como ganador en la mayoría de los casos. Este producto posee entre sus características principales la capacidad de penetrar muy rápidamente en la piel, además de ser una sustancia de alta concentración, ambos puntos que han impulsado a enorme fama de esta sustancia ya que gracias a ellos se pueden conseguir resultados en cuestión de pocas semanas.

Por su parte, la crema facial tiene la característica de poseer una mayor densidad, lo que causa que no pueda penetrar tan rápidamente en la piel o que incluso no logre llegar hasta las capas más profundas, lo que sumado a su menor concentración hace que requieras una cantidad mucho mayor tanto de tiempo como de producto antes de comenzar a apreciar resultados en tu piel.

Rango de edad

Un punto que caracteriza a las cremas faciales es que en su inmensa mayoría estas están pensadas y diseñadas teniendo en cuenta un rango de edad para su utilización debido a que entre su composición incluyen factores pensados exclusivamente para atender las necesidades específicas que puede tener este órgano en cada etapa, algo a lo que puedes sacar gran provecho si te encuentras dentro del público objetivo del producto pero resulta negativo si no has alcanzado o ya superaste este rango.

Es justamente en este punto donde radica la diferencia y entra en rescate el sérum facial brindando una rápida y muy efectiva solución. El sérum cuenta entre sus cualidades el hecho de que no está diseñado para ninguna edad en específica, pudiendo ser aplicado prácticamente sin tener una edad mínima para ello, por lo que podrás comenzar a prevenir el daño desde el punto exacto que tu piel comienza a perder sus cualidades, los 25 años, sin la necesidad de preocuparte por posibles reacciones adversas.

Precio

La ultima diferencia y la única que si no es analizada a profundidad podría hacerte dudar de si realmente prefieres optar por un buen sérum con ácido hialurónico es el precio.  El sérum es conocido por ser un producto estético un tanto costoso, principalmente cuando este es de alta calidad y fabricado por marcas de renombre, lo que hace que su adquisición resulte un tanto complicada para quienes no cuentan con un alto poder adquisitivo.

Por su parte la crema facial cuenta con un abanico de opciones mucho más amplio, pudiendo hallarse cremas faciales ricas en ácido hialurónico a precios no tan elevados, pero con una concentración de producto mucho menor. Es en ese punto donde se vuelve necesario crear un análisis, ya que si bien la crema es más económica, es bien sabido que posee un poder de acción menor y requiere mayor cantidad de sustancia para abarcar toda la piel.

Esto hace que en cuanto a sus costos exista una especie de equilibrio, puedes optar por la crema de bajo costo pero teniendo muy presente que pueden pasar incluso varios meses en los cuales habrás tenido que volver a comprar el producto en varias ocasiones antes de que comiences a notar los cambios, cosa que no ocurriría si adquieres un sérum, el cual incluso debido a la baja cantidad de producto que requieres cada día un solo envase dura más de dos meses y brinda resultados visibles.

Te invitamos a que continúes tu lectura en el siguiente link: Cómo hacer serum para piel grasa en casa

Beneficios de usar sérum de ácido hialurónico en la piel

Beneficios de usar sérum de ácido hialurónico en la piel

Como lo habrás notado, el ácido hialurónico tiene un importante papel en diversas zonas del organismo, pero al encontrarse en mayor concentración en la piel no es para nada extraño que sea allí donde se ubica la mayoría de las funciones que posee y donde se vuelve más notoria su inevitable disminución, sirviéndonos de motivación para aplicar productos que lo contengan como el ya mencionado sérum de ácido hialurónico.

Ayuda a conservar la humedad en la piel

A lo largo de las diversas etapas de nuestra piel hay un punto que siempre va a importar, y es la humectación. Es cierto que a medida que envejecemos este órgano comienza a perder su humedad más rápidamente, dando mayor tendencia a desarrollar resequedad y disminuyendo la capacidad de estirarse, lo que termina acelerando la llegada de los signos de la edad.

Para suplir esta necesidad el ácido hialurónico puede actuar como una gran ayuda, especialmente si es aplicado a modo de sérum, ya que esta sustancia de por sí cuenta con estupendas y reconocidas cualidades en cuanto a la humectación de la piel se refiere. El ácido hialurónicos es conocido por muchos como el humectante de la naturaleza, ya que posee una estupenda cualidad de lograr que la piel reserve su humedad por más tiempo.

En su estado más natural, al ácido hialurónico se le ha podido considerar como un “nutriente inteligente” ya que ha demostrado la capacidad de ir ajustando su tasa de absorción de la humedad y actuando de maneras distintas en la piel, siempre dependiendo de las necesidades generadas por los factores externos como la humedad, el clima o incluso la exposición solar, pudiendo así cubrir todos los requerimientos que pueden darse durante el día.

Mantiene el estado natural de este órgano

Más allá de la humectación, el sérum de ácido hialurónico ayuda a cumplir otras funciones consideradas como fundamentales para el organismo. Como hemos mencionado, el ácido hialurónico es el encargado de asegurar que las células de la piel se mantengan unidas, rellenando los espacios que ubican entre cada una de ellas, siendo esta una de sus principales y más aclamadas funciones.

Junto con la elastina y el colágeno, esta sustancia tiene la importante labor de preservar la firmeza y elasticidad general de la piel, las cuales comienzan a verse afectadas con el paso del tiempo y a la vez que comienzan a descender sus niveles en el organismo. Con ello surge la flacidez cutánea, las líneas de expresión las manchas, y las arrugas.

Esto vuelve al ácido hialurónico una sustancia tan esencial que debe ser suplida casi por obligación si buscas retrasar la llegada de todos estos problemas y mantener el estado natural de la piel por un periodo de tiempo más extenso. En este sentido, queda bastante claro que el aplicar un sérum con altas concentraciones podrá no solo servirte a modo preventivo, sino llegar incluso a convertirse en un tratamiento si ya has comenzado a notar cualquiera de estos problemas.

Estimula la producción de colágeno y la regeneración de las células

Como te lo imaginarás con el punto anterior, otra sustancia que vas a requerir suplir en tu organismo es el colágeno, la cual al igual que el ácido hialurónico juega un papel muy importante en cuanto a la apariencia y estado de la piel, así como a la hora de retrasar la llegada o tratar los signos leves del envejecimiento. Para suplir esta necesidad lo más recurrente es aplicar productos que contengan colágeno entre sus ingredientes, pero esa no es para nada la única opción.

El sérum de ácido hialurónico ha demostrado ser tan efectivo que en la mayoría de las personas tiene la capacidad de estimular la producción natural de colágeno por el organismo, haciendo que los niveles no disminuyan tan rápidamente. Además de brindar la posibilidad de estimular la regeneración de las células, algo bastante práctico en quienes aplican esta sustancia como tratamiento contra las líneas de expresión y las arrugas tanto leves como moderadas.

Aumenta la resistencia de la piel

Por ultimo debemos mencionar la importante capacidad que posee el ácido hialurónico de mejorar las barreras con las que cuenta la piel para protegerse de factores externos como la contaminación, la exposición prolongada a la luz solar o cualquier otra clase de contaminante que pueda llegar a alterar la estructura y apariencia de la piel.

El uso frecuente de un sérum rico en ácido hialurónico hace que nuestra dermis se vuelva un poco más resistente, lo cual si es sumado al fortalecimiento de la barrera de lípidos que impide que la humedad se pierda antes de tiempo termina resultando en un escudo natural perfecto para nuestra piel, ya que ayuda a mantener en su interior lo que no debe salir, y a que no penetre lo que puede generar daños.

Si te gustó el artículo puedes leer Cómo hacer serum para piel mixta en casa

Indudablemente el ácido hialurónico es una sustancia increíble que cuenta con una gran capacidad de ayudar a nuestra piel a preservarse por mucho más tiempo, a la vez que sirve de impulsor a su recuperación, por lo que poder utilizarla desde la juventud a través de la aplicación de un sérum que la contenga es uno de los puntos más recomendados por expertos en el cuidado de la piel, y algo que si tienes la oportunidad debes comenzar a aplicar lo más pronto posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Arriba