Por qué utilizar un sérum antioxidante

El tiempo en que la costumbre para preservar la piel del rostro en su estado más saludable era simplemente aplicar un lavado diario seguido por una crema humectante ha queda muy atrás, actualmente podemos encontrar una cantidad de alternativas y opciones que puede incluso resultar un tanto intimidante si no eres un experto en la materia o no cuentas con una guía adecuada que te indique qué es y cuál es la utilidad de cada producto.

Por qué utilizar un sérum antioxidante

Entre las múltiples opciones hay algunas que resaltan más que otras, siendo motivo constante de atención al punto de llegar a ser consideradas como punto fundamental para lograr cuidar la piel de manera adecuada, siendo un paso infaltable en una rutina diaria de cuidado facial exitosa. Entre estos considerados como pilares está los productos ricos en antioxidantes, una sustancia que indudablemente ha llegado para quedarse.

La fama de esta es tal que la podemos encontrar actualmente en una larga lista de opciones y productos, que buscan traer a nuestra piel las múltiples bondades que los antioxidantes nos ofrecen. Uno de ellos y el cual resulta como una de las mejores opciones es el sérum antioxidante, pero si aún desconoces cual es la real utilidad de esta sustancia y cuáles son las razones que han hecho de este producto un infaltable para cuidar tu piel del cual jamás te arrepentirás, aquí te lo explicaremos de la mejor manera posible.

Si te interesa aprender un poco más sobre el sérum facial, te invitamos a consultar Cuando utilizar un serum antimanchas

Qué es un sérum y por qué es tan importante

Qué es un sérum y por qué es tan importante

Algunas personas solamente han escuchado nombrar el sérum sin prestarle realmente la atención que se merece debido a que desconocen en realidad de qué se trata, pero este es un producto que sin duda alguna ha llegado para quedarse, al punto que es considerado como un paso fundamental en cualquier rutina efectiva de cuidado de la piel sin importan qué necesidades específicas requiere tu piel.

Cuando hablamos de sérum, en realidad no estamos hablando de un producto tan específico y puntual que posea una formulación determinada, sino más bien a una clase de sustancia, similar a lo que ocurre cuando nos referimos a las cremas o ungüentos. Estas tienen en común que son sustancias cuya formulación y uso se adapta según los ingredientes que incluye, por lo que fácilmente puedes conseguir una crea o un sérum para combatir problemas muy distintos.

El sérum es na especie de sustancia cuya característica principal es su consistencia semi líquida, con color que va desde el transparente a diversas tonalidades siempre blanquecinas u opacas, además de contar con una concentración de ingredientes activos realmente muy elevada, siendo en algunos casos hasta un 50% más eficaz en este sentido que cualquier crema.

Sumado a ello, otra de las cualidades resaltantes que caracterizan de manera bastante especial a esta clase de producto es la facilidad que posee el sérum para penetrar en la piel, llegando hasta las capas más profundas muy rápidamente, algo que le permite aumentar su eficacia y su poder de acción llegando a ofrecer los mismos resultados que tratamientos más especializados en un periodo de tiempo relativamente corto, esto sin importar el tipo de sérum o los ingredientes que este posea.

Entre las bondades y cualidades del sérum que lo vuelven una sustancia tan importante encontramos que el mismo cuenta con un poder de humectación muy elevado y no da a la piel un acabado graso, pudiendo ser utilizado por toda clase de personas sin importar el tipo de piel y causando que se logren diseñar formulaciones específicas para tratar ciertas afecciones que no podrían resultan en el caso de que tuviera una consistencia distinta.

Pero, sumado a todo esto, realmente la razón más importante y lo que ha motivado a considerarlo como un total infaltable en cualquier rutina de cuidado de la piel es la capacidad de adaptación que posee, pudiendo evadir toda clase de barreras en cuanto a la edad. El sérum ha demostrado en múltiples ocasiones que resulta un producto sumamente seguro haciendo que no exista un mínimo de edad para comenzar a usarlo y permitiendo crear formulas tanto generales como más específicas a las necesidades de cada etapa.

Además cuenta con una durabilidad bastante envidiable, ya que su alta concentración, poder de humectación y facilidad de absorción hacen que realmente sea necesario tan solo unas pocas gotas para brindar a la piel de todas las propiedades que contiene. Siendo esta una las razones que más ha motivado su alta importancia en el área del cuidado facial.

A qué nos referimos con sérum antioxidante

A qué nos referimos con sérum antioxidante

Una vez que ya comprendes qué es el sérum, por qué realmente es una sustancia importante, y que realmente no estamos hablando de un producto en sí es momento de determinar realmente de qué se trata el sérum antioxidante. Si eres del grupo que tiene la tendencia a prestar atención tanto a su apariencia como al estado y salud de su piel esta información puede resultar bastante interesante.

Es probable que si entras en el grupo antes mencionado ya hayas escuchado nombrar en diversas ocasiones a los antioxidantes, y tengas un leve conocimiento de cuál es la labor que estos cumplen tanto para el bienestar de nuestro organismo como de la piel. Pero si hasta ahora no lo tienes muy en claro y como un sérum que lo posea puede ayudar en tu día a día permítenos informarte que en realidad es mucho más simple de lo que puedes estar considerando.

En primer lugar, los antioxidantes no son más que un tipo muy particular de compuestos que comúnmente son utilizados tanto en la rama de la estética como en la salud. Su principal función es, como sugiere su nombre, lograr servir como una manera de prevenir la oxidación, la cual en las personas ocurre a nivel celular como consecuencia de un proceso totalmente natural que se da como resultado de la presencia de los denominados radicales libres.

Estos radicales libres son pequeñas moléculas de oxigeno que han perdido a uno de los electrones que las componen, las cuales buscando recuperase toman o roban un electrón de otro lugar, siendo los más comunes los lípidos del cuerpo, el ADN y las proteínas. Todo esto conlleva a que las células implicadas en el proceso terminen oxidándose y deteriorándose, y trayendo consigo la aparición antes de tiempo de los conocidos signos característicos de la edad.

Para contrarrestar este proceso y evadir la acción de los radicales libres nuestro cuerpo no puede actuar pos sí solo, sino que requiere que le brindemos un poco de ayuda. Esta ayuda llega de la mano de los mencionados antioxidantes, que pueden brindarnos la mano tanto de forma interna mediante la ingesta como de manera externa a través de la aplicación de productos estéticos que posean cierto nivel de concentración de estas sustancia que resulte suficiente para suplir las necesidades del organismo, como en el caso de sérum.

Respecto a este, los sérum antioxidantes destacan como una de las mejores opciones para introducir esta sustancia directamente en la piel en las zonas donde es más requerido. Estos en su inmensa mayoría han sido desarrollados conteniendo una concentración realmente elevada de ingredientes activos, entre los cuales los antioxidantes juegan un punto totalmente fundamental.

De forma más específica, esta clase de sérum incluye una concentración elevada tanto de diversas de vitaminas como de algunas enzimas famosas por presentar un estupendo aliado en cuanto a evitar la acción negativa que los radicales libres presentan a la piel. Haciendo que sean considerados como la indudable mejor alternativa para llevar esta sustancia a tu piel.

A través del uso constante de un buen sérum antioxidante se crea un tipo de barrera natural en la piel, con la cual se logra retrasar lo más posible la llegada prematura de los signos más característicos del paso del tiempo, además de tratar las marcas cuando estas son aún muy leves, impidiendo que se vuelvan más profundas o incluso logrando atenuar su apariencia.

¿Te encuentras de la búsqueda de una alternativa natural que brinde resultados increíbles? Puedes aprender Como hacer un serum con vitamina C en casa

Cuáles son los mejores antioxidantes para poder cuidar la piel

Cuáles son los mejores antioxidantes para poder cuidar la piel

Pensar en las sustancias que resultan con propiedades antioxidantes puede ser un trabajo un tanto tedioso, debido a que la cantidad de ingredientes que pueden cumplir con esta función es realmente bastante amplia, pero algo que si es necesario es siempre reconocer y tener muy presente que no todos son igual de efectivos ni resultan convenientes para ser aplicados de forma externa.

Todas las sustancias que pueden llegar a incluirse en este grupo tienen la característica de poseer diversas diferencias que causan que su poder de acción y población objetivo sean distintas, debido a la manera que suelen actuar tanto en nuestro organismo como en la piel. Esto hace que sea muy necesario resaltar el hecho de que si bien todos los antioxidantes pueden ayudarnos a cuidar nuestra piel y células lo mejor que podemos hacer es guiarnos siempre por los más efectivos.

Para ello, existe una pequeña y breve lista que nos puede ayudar, ya que en ella se contiene exclusivamente los que han demostrado suficiente efectividad para tenerlos en cuenta cuando los vemos como ingrediente principal en cualquier sérum antioxidante disponible en el mercado.

Vitamina C (Ácido ascórbico)

El más famoso de todos los incluidos en la lista de sustancias que pueden actuar como antioxidantes indudablemente la más famosa de todas es la vitamina C, esta conocida vitamina puede ser encontrada en una enorme cantidad de alimentos y frutas en su mayoría cítricas como el limón o la naranja, además de en presentaciones comerciales a modo de suplemento en pastillas o diversas bebidas envasadas.

Es asociada más comúnmente a la salud, siendo frecuentemente mencionada cuando se habla de las defensas del organismo, la protección a los virus y el mejoramiento del sistema inmunológico. Llegando a ser un hecho bastante conocido la relación que posee los niveles de esta sustancia con la facilidad que posee el cuerpo para enfermar y para superar enfermedades virales.

También posee una gran importancia en la salud y apariencia de nuestra piel, debido a que se le considera como el aliado por excelencia en la lucha contra la acción de los conocidos radicales libres, sumado al hecho que se ha demostrado que va muy de la mano con la calidad y cantidad de colágeno que el cuerpo es capaz de producir, además de ser un gran aliado en la lucha contra las manchas en la piel que surgen tras la exposición prolongada a los rayos solares.

Pero, a pesar de tan tas bondades, hay que tener presente que no todo puede ser perfecto,  la vitamina C posee una importante desventaja que hay que tener en cuenta antes de aplicarla en el rostro, y es que esta vitamina resulta ser fotosensible, o sea que puede perder muy rápidamente sus propiedades cuando es expuesta a la luz solar, razón por la cual solo se aconseja aplicar durante las horas de la noche.

Vitamina E (Tocoferol)

Una sustancia que ha ganado bastante fama por tener una buena capacidad para cicatrizar las heridas superficiales, valiéndose de su poder como agente regenerador celular cuando es utilizada de forma directa sobre la piel. De manera interna, la vitamina E es bastante utilizada debido a que cuenta con la capacidad de evitar que los glóbulos rojos del organismo se destruyan, razón por la cual resulta un medicamente bastante solicitado y fácil de conseguir y adquirir.

Para el cuidado de la piel la vitamina E también ha ganado un nivel bastante alto de popularidad, al punto de que solemos conseguirla en una gran cantidad de productos para el cuidado de este órgano, como en cremas humectantes o productos especiales para cicatrizar heridas o tratar afecciones permanentes como las estrías.

En cuanto a su uso en sérum, destaca por sus propiedades antioxidantes además de ayudar a prevenir y tratar las arrugas leves que puedan estar presentes en la piel. A diferencia de la vitamina C, el sérum de vitamina E es perfecto para ser aplicado durante el día, ya que tiene el extra de brindar a la piel una leve protección contra los daños generados por los rayos UV.

Vitamina A (Retinol)

Esta sustancia destaca como uno de los ingredientes preferidos en la lucha contra las arrugas tanto leves como moderadas, pero también por ayudar a la piel debido a sus altas cualidades antioxidantes, lo que combinado lo vuelve una de las sustancias favoritas en cuanto a sérum antioxidante se refiere, principalmente para quienes ya poseen una piel más madura.

El retinol es uno de los derivados de la vitamina A más famosos, aunque no es más concentrado de ellos, pudiendo conseguirse tanto en sérum faciales como en diversas cremas que buscan llevar a la piel los múltiples beneficios que esta vitamina tiene para regalarnos, principalmente en la lucha contra arrugas y líneas de expresión ya que tiene la capacidad de acelerar la reparación celular y promover la formación de colágeno en el organismo.

Por qué el sérum antioxidante es realmente un producto indispensable

Por qué el sérum antioxidante es realmente un producto indispensable

Como habrás notado hasta este punto, el sérum realmente es un producto bastante útil que destaca frente a otros por la facilidad que posee de ser absorbido, su concentración de ingredientes y baja densidad. Esto si lo combinamos con la importancia que cuentan los antioxidantes en muestra vida y salud el resultado es un producto realmente muy eficiente que vale la pena aprovechar.

Desde que aún estamos jóvenes y aunque no lo notemos realmente ya la piel comienza a requerir bastante atención y ayuda de nuestra parte, por lo que el usar los productos más adecuados va tomando cierta importancia desde el inicio, ya que representa el camino para lograr prevenir la aparición temprana de diversos problemas y permitiendo tratar los que surjan más adelante con mayor facilidad siendo totalmente imposible evitar que lleguen en algún momento.

Debemos tener presente que una de las características principales del sérum es el hecho de que puede ser aplicado sin prácticamente importar la edad de quien lo use, por lo que para quienes aún son jóvenes y se preocupan por su piel se termina volviendo algo indispensable y el mejor camino para hacer llegar la mayor cantidad de los nutrientes necesarios, entre los que destaca indudablemente los antioxidantes, sustancia necesaria el todas las etapas de la vida.

Además de ello, otro punto que resalta la importancia del sérum antioxidante a lo largo de la vida, y que puede ser la principal razón para incluirlo en el uso diario es el hecho que los radicales libres que esta sustancia combate se suelen alimentar de otras sustancias para recuperar su electrón perdido, como ya te lo hemos mencionado en líneas anteriores, algo que según diversos estudios tiene un impacto mayor y más importante que el enviciamiento prematuro.

Hay quienes aseguran que los daños que esta alteración en los electrones cuando son extraídos del ADN puede terminar generando ciertas mutaciones en el mismo, aumentando las probabilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer, lo que vuelve al uso de sustancias antioxidantes algo más allá que estético, una cuestión de salud.

Si quieren ahondar un poco más en este tema, el siguiente artículo te puede interesar: ¿Por qué utilizar un serum con Vit C?

Añadir a nuestro día a día sustancias ricas en antioxidantes y lograr aplicarlas directamente sobre la piel como ocurre con el sérum antioxidante estamos asegurándonos que esta recibe de primera mano una enorme ayuda para logar mantener su salud y belleza por mucho más tiempo, lograr evitar la formación de arrugas prematuras y contrarrestar diversos problemas de la piel. Por esta razón el sérum antioxidante es indudablemente un paso que ahora que conoces te recomendamos comenzar a aplicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Arriba